Diario Vasco

en

PORTADA - REBECA ABRISKETA
La ciudad Viva

Rebeca Abrisketa

La chica que ha traído a este país las aguas más extrañas, exóticas y saludables.

«¿Sabes cuántas gotas de lluvia hay en una botella de tres cuartos?»

Su stand, 'Bewater', fue uno de los más visitados en la pasada feria de aceites, vinos y aguas celebrada en el Londres. Comercializa aguas escocesas, italianas, surafricanas...

En la imagen: rebeka Abrisketa. [Foto: USOZ]

Entrevista

por Begoña del Teso

Ha colocado sus once marcas de agua en auténticos refugios del gourmet, el connaiseur y el sibarita: Lukas de Donostia, Calvo de Irun. Sueña con contactar con algunos de los nuevos druidas de nuestra cocina, ¿Aduriz, quizás?, para investigar los posibles maridajes de las aguas con alto contenido en silicio, magnesio o hierro con las más altas exquisiteces de la gastronomía. Distribuye las aguas de una empresa llamadaWawali, Water Way of Life. Y su distribuidora se dice Bewater. Como el pequeño saltamontes. Como en el anuncio. Fluye, my friend.

1 - ¿Revelamos el secreto de la frase del título?
- Inmediatamente. Se trata del agua llamada Cloud juice.

2 -¿Zumo de nube?
- En toda lógica pues cada botella contiene 750 ml. de agua de lluvia, es decir: 9.750 gotas.

3 - ¿Cómo?
- Duncan McField vive en King Island, a 40 grados de latitud sur y vientos de componente oeste. La tierra más cercana se halla a 11.000 kilómetros. Estamos en el Polo Sur. Cerca de la Antártida.

4- Muy agradecida por la clase de geografía pero, ¿quién es Duncan y qué pinta en nuestra charla?
- Mucho. En sus terrenos tiene instalada una tejavana de 400 metros cuadrados.

5 - ¿Y bien?
- Recoge en ella el agua de la lluvia. Allí llueve 200 días al año. Luego la filtra dos veces. La primera, de manera artesanal, por medio de redes. La segunda, a través de rayos ultravioletas. Todas las posibles impurezas (¿qué impurezas puede tener la lluvia que viene del Polo?) y todos los residuos sólidos, secos, quedan filtrados. Se embotella el agua y se comercializa.

6- La etiqueta dice que este agua si se sirve fría es dulcemente refrescante y a temperatura ambiente, 'elegantemente atercio-pelada'.
- Exacto. En esto de las aguas el asunto de la temperatura es de máxima importancia. La Iskilde, un agua danesa a la que se le añade un tanto por ciento de oxígeno para que no pierda su movimiento, ha de servirse a 5 grados.

7- Espere, ¿qué significa eso de 'añadirle oxígeno para que mantenga el movimiento'?
- ¿Por qué crees que el agua que bebemos de un manantial cuando andamos por el monte nos sabe tan rica?

8 - ¿Tal vez porque tenemos sed, porque estamos en la montaña, por su concentración de hierro, magnesio y otros minerales?
- Pero, además, porque al estar en continuo movimiento está altamente oxigenada.

9 - ¿Tanta importancia tiene el oxígeno en un agua?
- ¿Sabes en qué basa toda su publicidad el agua OGO?

10

- ¿La japonesa? ¿Esa cuya botella esférica ha sido diseñada por Ora-ito, estrella fetiche de Adidas, Levi's y Vuitton?
- Justo. Pues bien, OGO produce un 35% de oxígeno más que otras aguas embotelladas, lo que hace que el nivel de oxigenación de la sangre se incremente a los 15 minutos del consumo de 200 ml. Más aún, lógicamente, si se toma de forma continuada.

11

- En estos momentos, ¿quién consume OGO de forma continuada?
- Luis Miguel empezará a hacerlo ahora. En Bilbao.

12- ¿El cantante portorriqueño nacionalizado mexicano? ¿Y por qué en Bilbao?
- Porque viene a dar un concierto. Ha pedido en su hotel botellas de agua Fiji.

13 - ¿Esa a la que llaman 'El sabor del Paraíso? ¿la embotellada en el mismo acuífero de la isla de Viti Levu, filtrada en rocas volcánicas?
- Ésa. La que beben Cameron Díaz, Jennifer Aniston, Tom Cruise. El agua de las modelos, la glamourosa porque tiene tanto silicio que hidrata al máximo piel y cabellos.

14- Vale, vale. Pero si ha pedido Fiji ¿por qué va a beber OGO?
- Porque estamos desabastecidos de Fiji. El 80% de la producción se vende en Estados Unidos. A nosotros nos llegará algo a finales de mayo. Le hemos propuesto OGO. Le gustará. Seguro.

15 - ¿Se acuerda cuando las aguas se publicitaban entre nosotros diciendo 'sólo sabe a agua? ¡A mí me daba una rabia! Mientras tanto, en el Louis XV de Mónaco, Ducasse ya incluía una carta de aguas junto a la de vinos y aceites...
- Las aguas pueden saber, y saben, más que a líquido insípido. A sus elementos, a piedra caliza, a tierra volcánica, a silicio, a hierro. Hoy, las mejores, la Wattwiller, por ejemplo, que surge en medio de la foresta de los Vosgos, advierte en su etiqueta: «No todas las aguas nacen iguales».

16- Habrá pueblos que consideren sus aguas orgullo nacional.
- Los corsos. Su St Georges viene en una botella cuyo diseño es regalo de Starck y lleva una leyenda que proclama: Acqua l´inda de nosci montagni. Brota a mil metros sobre el nivel del mar. Sobre granito puro. Y a eso sabe.





Búsquedas

Consulta otras entrevistas anteriores a través del siguiente menú desplegable:


Los más leídos